La Cocina del Marketero

Elevator Pitch

Vende tu idea en tan sólo unos segundos

JAVIER GARCÍA

En el artículo anterior hemos analizado las posibles fuentes de financiación para nuestra startup, incluyendo entre estas el crowdfunding, el venture capital  y el business angels. Bien es cierto que, en estas últimas, vamos a tener que saber vender nuestro proyecto, nuestra idea de negocio. Aquí es donde el elevator pitch juega un papel fundamental.

 

Ejemplo de un elevator pitch

 

Su objetivo

 Como hemos podido ver en el vídeo, se trata de una breve presentación sobre nuestro proyecto con una duración que oscila entre los 30 y 90 segundos. Sería un error pensar que obtendremos la financiación que deseamos gracias al elevator pitch, pues este no es su objetivo. Para obtener la financiación  tendrá más relevancia la presentación de la idea de negocio. Sin embargo esto no quita importancia al elevator pitch.

 

El elevator pitch puede generar la oportunidad de presentar tu idea de negocio frente a potenciales inversores. Ese es el verdadero  objetivo del elevator pitch, conseguir un segundo encuentro, una reunión donde dispongamos de más tiempo para presentar nuestro plan de negocio con más profundidad.

Imprescindible

Cada elevator pitch es diferente y ninguno es igual ya que se trata de vender tu propia idea. Pese a ello, todos  suelen tratar una serie de temas. Estos son considerados como imprescindibles y no deben faltar a la hora de presentar tu proyecto.

Deberemos  explicar con claridad  el problema que existe, la solución que hemos encontrado ante ese problema y nuestro nicho o mercado objetivo.

 

1. El problema que existe: 

Trataremos de explicar al inversor la necesidad latente en el mercado, el vacío que existe y podemos aprovechar. Las empresas surgen para solucionar o mejorar problema. Por ello, si no conseguimos que el inversor “palpe” el problema, difícilmente conseguiremos que financie nuestro proyecto. Si fuese conveniente utilizaremos datos y estadísticas que corroboran nuestra idea.

 

2. La solución problema: 

Expondremos al inversor lo que nuestra empresa aporta para satisfacer el problema existente. Tras haber expuesto el problema y la solución, debemos haber creado en el inversor la idea de que existe una oportunidad de mercado.

 

3. Nuestro mercado:  

Es necesario que segmentemos correctamente el mercado. Para ello indicaremos quien es nuestro cliente objetivo y nuestros principales competidores. Es importante hacer hincapié en las ventajas competitivas que tenemos frente a estos

 

A continuación, adjunto un vídeo creado por EduCaixa donde explica e indica errores que tendemos a cometer cuando realizamos nuestro elevator pitch.