La Cocina del Marketero

¿Las tecnologías nos roban el empleo?

 

Que las tecnologías acabarán haciendo nuestro trabajo es algo que todos hemos pensado más de una vez. El continuo avance tecnológico provoca una preocupación social relacionada con la pérdida de trabajos. 

Sin ir más lejos, los cajeros automático han sustituido a buena parte del personal de los bancos. Por contra partida,  también hemos visto cómo la tecnología fomenta nuevos puestos de trabajos.

» El continuo avance tecnológico provoca una preocupación social relacionada con la pérdida de trabajos. «

Así, en esta balanza de creación y destrucción de puestos de trabajos, hemos de preguntarnos: ¿Realmente las tecnologías nos roban el empleo?

Para ello, trataremos datos como la transición laboral en Inglaterra y Gales y la tasa de desempleo  Estados Unidos

Transición laboral en Inglaterra y Gales

Los trabajos relacionados con el mundo de la agricultura han ido perdiendo peso de manera significativa. De esta manera , los trabajos agrícolas han pasado de ocupar un 8% de la población activa en 1871 a menos de un 1% de la población actual. Es decir, mientras en el 1871,  casi 1 de cada 12 trabajaba en la agricultura,ahora únicamente se dedican una de cada cien personas.

Sin embargo, esta disminución de la ocupación del sector agrícola no ha significado un aumento de la tasa de paro en la misma cuantía. Esto se debe al auge de otros sectores, como el de los servicios. Así, servicios como  peluqueros, camareros o contables, han aumentado su peso de ocupación pasando de un 0,1 de media a rondar un 0,7 %

Empleo y tecnología

Mientras que el trabajo no cualificado ocupaba un 23,7 % de la población de Inglaterra y Gales, su peso ha ido descendiendo hasta situarse por debajo de los 8,3 puntos porcentuales donde se encuentra actualmente 

Sin embargo, ha habido un crecimiento de los servicios de cuidado, aumentando desde un 1,1% a más de un 12.2% que ocupan en la actualidad

 Variación de la tasa de paro de Estados Unidos

Pese al crecimiento tecnológico constante al que se somete estados unidos, la tasa de paro únicamente se ha incrementado en un 0,3 % respecto a 1969 ( en Junio de 2019 la tasa de paro es de 3,7%)

Cierto es que hubo momentos donde el paro creció de manera considerable, pero esto se debió al sistema capitalista actual , donde cada cierto tiempo la economía se contrae y entra en periodos de recesión, influyendo en la tasa de paro. Es decir, estos aumentos son ajenos a la implantación de tecnologías nuevas.

«Para que el factor humano no pierda relevancia en la vida laboral, ya no le bastará con estar bien cualificado terminando unos estudios, sino que ha de tener la capacidad de trabajar junto a las nuevas tecnologías que  surjan y de desaprender aquellas que han quedado ya obsoletas.»

En definitiva, como se ha podido evidenciar durante el análisis, es cierto que las tecnologías destruyen trabajos, pero también crean nuevos empleos, en mayor medida y más cualificados.Por lo tanto, podemos calificar la frase de que las tecnologías nos roban el empleo como errónea, ya que no los destruye, los transforma.

 

“Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer ni escribir, sino

aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender”10. Alvin Toffler.

 

Así pues, como bien dice este futurólogo, cada vez será más importante tener la

capacidad de desaprender aquello que previamente nos han enseñado. Esto se debe al

continuo avance de las tecnologías durante este siglo. Para que el factor humano no pierda

relevancia en la vida laboral, ya no le bastará con estar bien cualificado terminando unos

estudios, sino que ha de tener la capacidad de trabajar junto a las nuevas tecnologías que

surjan y de desaprender aquellas que han quedado ya obsoletas.